Etiquetas

,

Durante nuestras vacaciones, hemos visitado un encantador lugar que desde hace unos meses queríamos conocer. Se trata de Rocambolesc, el último proyecto dulce de los hermanos Roca, liderado por Jordi Roca, el menor de los tres y encargado de los postres del Celler de Can Roca.

El ambiente que se respira en este pequeño local recuerda a cuentos golosos como Hansel y Gretel, caramelos de colores, carritos de feria…esta inspiración junto con el apellido de la saga da nombre a Rocambolesc.

El origen de este proyecto proviene del carrito de postres que sirven en el restaurante ya que en Rocambolesc podemos encontrar desde el dulce preferido de Jordi Roca, el helado, hasta el postre estrella del Celler, Làctic, así como caramelos artesanos o  packs Do it Yourself para sorprender a tus invitados.

Nosotras probamos el de manzana de Gerona al horno con trocitos de manzana fresca, manzana caramelizada y moras; el sorbete de cereza y la adaptación helada de Làctic que nos sirvieron con confitura de guayaba, leche de oveja caramelizada y algodón de azúcar.

Los sabores de la carta son limitados y se elaboran según temporada, cada uno con su propia receta y combinados con los agefits, los ya conocidos toppings.

Os animamos a que vuelvas a tu infancia y disfrutes como un niño con un cucurucho o una tarrina llena de dulces sueños.

http://www.rocambolesc.com/

Anuncios