Etiquetas

, ,

El otro día escuchamos una receta de la que enseguida tomamos nota….! La preparamos a nuestra manera, con los toques de C de Tomate y hoy te la presentamos.

Ingredientes:

  • Manzana
  • Cebolla caramelizada
  • Queso de cabra

Precalienta el horno a 140ºC.

Corta una lámina de manzana bien finita, como supondrás, nosotras utilizamos la Gran Smith para darle un toque ácido, la cebolla ya se encargará del sabor dulzón.

El truco para preparar la cebolla caramelizada es que seas previsor y le dediques bastante tiempo y mimo. Aprovechamos el aperitivo de hoy para explicarte cómo hacerla:

Corta la cebolla en daditos o en juliana, añade un poquito de azúcar, C de Tomate apuesta por el moreno (mucho más saludable), y póchala a fuego muy lento.

Trucos:

  • Mezclar un poco de aceite de oliva con aceite de girasol
  • Utilizar una cuchara o espátula de madera
  • Debe haber pasado de transparente a dorada
  • ¿Cómo saber cuando está lista? Coloca toda la cebolla en una mitad de la cazuela e inclínala hacia el mismo lado. No deben caerte gotitas de aceite del lado que está arriba, debe estar todo impregnado en la cebolla.

Cómo sabemos que no siempre dispones de tiempo, el día que te decidas, prepara en cantidad y una vez hecha, enbólsala en raciones individuales y al congelador! La tendrás siempre lista para sofritos, tapitas, carnes, pastas, risottos … y seguro que se te ocurrirán muchos más.

Pon las láminas de manzana al horno y sobre cada una, un poco de cebolla caramelizada. Cuando veas que la manzana ya está blandita, retírala y pon unas virutas de queso de cabra. Nosotras utilizamos uno curado y lo rallamos en textura nube con nuestro fiel amigo Microplane!

Es una de esas combinaciones de sabor que no dejan indiferente a ningún paladar!

Tapeando con manzana