Etiquetas

Ya hace casi un año que compartíamos con vosotr@s una clásica receta, una sopita de cebolla… En estos días, que hemos bautizado como “sofá, manta y …” nos vuelve a apetecer acompañar la velada con este plato!

Un año, 12 meses, dan para mucho… así que ya somos un poco más gourmet y hemos decidido hacer la versión delicatessen de este tradicional plato. Hay que reconocer que tuvimos inspiración y ayuda de nuestro Gran Chef.

Necesitas los mismos ingredientes de siempre, pero además deberás preparar antes unos detalles:

  • Cebollas mini, al horno, vacíalas con cuidado con una cucharita, para poder rellenarlas después.
  • Unas virutas de queso parmesano,  al horno unos minutos para que quede crec crec! Pon papel vegetal sobre la bandeja para que no se peguen y cuando veas que se deshace el queso ya están listas, deja reposar y listo!
  • Crema catalana, si has leído bien, no hemos llegado todavía a los postres, pero la necesitarás. Sigue nuestra receta, no falla!

Tan sólo tienes que seguir la clásica receta y rellenar las cebollitas con la sopa que has preparado.

Y ahora viene el remate final, con ayuda de una manga pastelera o una cuchara de café, cúbrelo con un poco de la crema y dale un toque con un soplete para dorar tu creación.

soplete

Sírvelo en una cucharita de las de emplatar o sobre una tostada, cualquiera de las versiones será un bocado irresistible que desearás repetir!

Si hay confianza, después de este aperitivo, sirve el clásico plato, sino guárdala para   cuando ya nos estén las visitas y disfrútala con los tuyos.

Y recuerda que el postre ya lo tienes hecho….

sopita-cebolla