Etiquetas

Los que ya lleváis tiempo siguiéndonos sabréis que las hermanas tomateras no somos muy amigas del ajo, a pesar de sus infinitas propiedades!

Parece que con nuestro último descubrimiento haremos las paces con nuestro protagonista de hoy.

El ajo negro, es una especie procedente de Costa Rica, Panamá y Colombia, aunque hoy, dado los usos gourmet que se le dan, se puede obtener mediante un proceso de fermentación del ajo común. Con este proceso conseguimos un sabor dulzón, y potenciamos algunas de sus propiedades como su capacidad antioxidante que es hasta 10 veces superior al ajo fresco.

ajo_negro2

¿Sabes quienes fueron los impulsores de este proceso? Pues los orientales! En otras partes del mundo tienen afición por este alimento pero a nuestros queridos nipones no les gustaba, como a nosotras, su fuerte olor, así que se pusieron a investigar, empezando por un proceso de ahumado con leña y fermentación.

Su sabor se relaciona con el sabor umami, original de nuestros amigos nipones y significa “sabor agradable, gustoso”, de la combinación de los términos umai “delicioso” y mi, “sabor”.

Con este descubrimiento se acabaron los remedios caseros y los cuentos de la abuela: pero si el ajo no repite…, un gajo cada día para desayunar y te sentirás mejor! No sabes aquello de qué debes quitarle el corazón y tirarle unas gomitas de limón?

ajonegroOlvídate y disfruta de este alimento, sin que repita y sin ir oliendo a ajo…. Puedes comprarlo en tiendas gourmet, en la sección delicatessen de muchos supermercados y si no quieres complicarte la existencia y quieres probarlo ya, como no, las tiendas online son una buena alternativa.

Para los que no lo sepan, un resumen de sus propiedades… que te recordamos que en el ajo negro, gracias al proceso de fermentación, se multiplican!

Propiedades antisépticas y antibióticas, diurético, descongestivo, te ayuda con el colesterol…. y te da energías! Contra el estrés y la depre!

Seguimos?