Etiquetas

,

Hay dos cosas de la cocina que nunca podremos superar la receta de nuestra abuela Consuelo. La primera, esa salsa de tomate que hacía chup chup durante horas y horas, no podíamos parar de mojar pan en un bol de esa salsa!

y la segunda… los pastelillos. Así es como los bautizó nuestra abuela!! Hoy os presentamos este secreto de familia.

Ingredientes para la masa:

  • 1 vaso de aceite de oliva virgen
  • 1/2 vaso de zumo de naranja natural (exprimirlo en casa, es el kit de la cuestión)
  • 1/2 vaso de cerveza
  • Harina

Esta vez, para el relleno utilizaremos:

  • Calabaza
  • Parmesano

Mezcla el aceite, el zumo y la cerveza en un bol muy grande, una vez tengas una mezcla homogénea, ves tirando harina y amasando hasta que la masa no se te pegue en las manos; en ese momento, la masa está a punto para iniciar el diseño de los pastelillos!

Y te estarás preguntando, y qué es un pastelillo?? Pues es como una tradicional empanadilla, en forma de medialuna. Puedes hacerlas del tamaño que quieras, a nosotras nos gustan pequeñitas, que en un mordisco puedas comerlas! Y sí! aunque tengan nombre de dulce, son saladitas y puedes rellenarlas con lo que más te guste; desde las tradicionales con atún, tomate, huevo duro, pimiento y aceitunas, unas clásicas de espinacas con pasas y piñones o innovar con otras combinaciones que se te ocurran.

Aprovechando las fechas en las que estamos hemos pensado hacerlos de calabaza combinada con queso parmesano.

Corta la calabaza por la mitad, quítale las pepitas y ponla al horno hasta que quede blandita.

Prepara trozos de masa redondos y coloca un poco de calabaza y un trocito de parmesano en el centro. Dobla la masa, cerrando el pastelillo en forma de medialuna y aprieta los bordes de tal manera que no se escapen los ingredientes.

Píntalos con huevo batido y hornéalos hasta que estén doraditos y… listos para comer. Prueba uno y… no podrás esperar a que lleguen tus invitados!

Estamos seguras que repetirás y buscarás tu propia combinación!

Anuncios