Etiquetas

, ,

El sábado mercadeando nos hicimos con unos camagrocs y unas trompetas… y enseguida nos pusimos en marcha para idear una nueva receta de temporada!

bolets

Al llenar nuestra cesta con estas variedades de setas y algunos frescos más, pensamos en completar la temporada de otoño con unas alcachofas. Sí, es ahora la mejor época!

Habíamos comprado también una bolsita de carne de zamburiñas a nuestro amigo Edgar que ya venían limpias y listas para nuestra creación. Las zamburiñas son las primas pequeñas de las vieras, típicas en las empanadas gallegas, pero hoy nuestra receta será otra!

Venga, llegó el momento de ir a la cocina. Empezamos cortando los corazones de las alcachofas a gajos y las freiremos a fuego lento para que queden blanditas y se deshagan en boca.

Continuamos lavando bien las setas y cocinándolas en una sartén con un hilo de aceite de oliva. En otra sartén salteamos las zamburiñas, un par de minutos, no más.

Añadimos el resto de ingredientes y lo mezclamos todo con cuidado. Y para acabar, no podemos olvidarnos del arte de emplatar y así conseguiremos que tenga este aspecto tan “lindo”. (Sí, si, muy modestas las tomateras).

Una vez delante, os aseguramos que da pena romper el timbal pero vale la pena hacerlo.  La mezcla de temporada con el toque de las zamburiñas es deliciosa!

zamburinas-setas-alcachofas