Etiquetas

,

Como algunos ya anuncian por las redes, tras el verano de 2014 hemos inaugurado una nueva estación, el veroño! Podemos ir a la montaña en busca de nuestros duendecillos, las setas, en bañador y chanclas….

Y no sólo se lo ponen difícil a l@s blogger@s de moda que no paran de repetir #nosequeponerme #botasbotinesosandalias, en la cocina tampoco es tarea fácil!

Las tomateras pensamos en algún entretenimiento que pudiera acompañarnos para celebrar la Castañada… No negaremos que se nos ocurrió algún postre como helado de Panellets o granizado de castaña, pero finalmente optamos por un aperitivo que gusta a todo el mundo!

Cambiamos patatas por boniato y calabaza et voilà:

Chips para la Castañada!

chips

 Sólo hay que seguir estos sencillos pasos:

  • Con ayuda de una mandolina o máquina de cortar embutido, corta el boniato y la calabaza (no les quites la piel) en finas rodajitas. No hace falta que sean todas iguales de forma, nosotras cortamos un trozo de calabaza y nos quedaron chips en forma de tortitas o nachos mejicanos!

calabaza-chips boniato-chips

  • Déjalos unos minutos en agua para que desprenda el almidón, ves cambiando el agua hasta que veas que sale clara. Este paso es muy importante para conseguir que los chips sean crujientes.
  • Ahora prepara abundante aceite en una sartén (mejor que tenga suficiente altura para minimizar las salpicaduras). Para conservar el sabor recuerda utilizar aceite de girasol.
  • Prepara al lado de la sartén, un plato con papel de cocina para que absorba el aceite sobrante de las chips.
  • Fríelos con mimo! Aceite bien caliente, no los pongas todos de golpe, ten paciencia para que no se te quemen.
  • Cuando todavía estén calientes aprovecha para sazonarlas con lo que más te apetezca: sal, pimienta, especias, miel… nosotras escogimos sal con curry para el boniato y miel con sésamo tostado para la calabaza!

Un truco: si no consigues que queden crujientes como las patatas chips, dales un toque de horno, así conseguirás que desprendan la húmedad, pero cuidado no te pases y las carbonices!

Puedes ponerlas como aperitivo mientras acabas de preparar la cena y obsequias a tus invitados con la primera copita de vino.

Se conservan bien en un tupper durante días, así que cuando te pongas manos a la obra te aconsejamos que hagas en cantidad!

Anuncios