Etiquetas

, ,

Toca cuidarse, un día a la semana hay que cenar pescado azul!

Nuestro protagonista de hoy: el Salmón, rico en Omega 3, que nos ayuda a regular el colesterol.

Vamos a enseñarte como curarlo o ahumarlo en casa, con unos minutos de preparación tendrás un fondo de nevera que te quitará de apuros ese día que estás cansado y no te apetece hacer la cena o para preparar un aperitivo ligero que abra boca a tus invitados.

Te recomendamos que sigas nuestro consejo y lo cures en casa, su sabor es muy distinto al salmón ahumado al que estamos acostumbrados. Nosotras lo preferimos, tanto por el sabor como por el color.

Ingredientes

  • Salmón fresco, cortado en dos lomos y sin espina (pídelo en la pescadería y que  no te quiten la piel)
  • Sal gruesa (venden sal ahumada por si quieres ahumarlo en vez de curarlo)
  • Azúcar blanco

Limpia el pescado y extrae las espinas que puedan haber quedado (usa unas pinzas!). Mezcla la misma cantidad de sal que de azúcar (por ejemplo medio kilo de cada) y pon una capa de la mezcla sobre un recipiente que te sirva para guardar todo el pescado, nosotras solemos utilizar un tupper. Pon el salmón encima con la piel abajo y cúbrelo con otra capa de la mezcla. Debe estar todo cubierto, que no veas el salmón, como si hicieras un pescado a la sal.

Tápalo con film transparente, pon algo que haga un poco de peso encima (botella, latas, etc.) y a reposar unas 24 horas en la nevera.

Pasado el día de espera, retira la mezcla, lávalo bien, envuelve el lomo de salmón con film transparente y déjalo reposar de nuevo en la nevera. Si no dispones de tiempo, puedes saltarte este paso y quitar la capa de encima que verás que es más dura.

Ya has curado el salmón! Puedes congelarlo o guardarlo en la nevera, dura un mes.

¿Necesitas alguna idea para esta noche?

Pues esta vez prepararemos un aperitivo rápido, ligero y fresco

A parte del salmón curado necesitarás queso crema (tipo Philadelphia), salsa de soja, miel y unas tostaditas de pan finas. Puedes usar también Queso Fresco Batido El Pastoret

Si algún día quieres preparar este plato y no tienes tiempo o no has encontrado salmón fresco de calidad puedes sustituirlo por salmón ahumado, como ya os recomendamos, Carpier es uno de los mejores!

Corta el salmón a láminas finas, coloca una cucharadita de queso  crema sobre el salmón y ciérralo haciendo un rollito.

Para preparar la salsa de sojamiel, como su nombre indica mezcla los dos ingredientes (la soja y la miel). La cantidad es una cucharadita de soja por cada dos de miel.

En el momento de servir, coloca el rollito encima de una tostada y pon unas gotas  de la salsa que has preparado.

Y el toque C de Tomate, compra albahaca fresca y pon una hojita encima, o si quieres superarte, córtala a tiras pequeñas y mézclalas con el queso consiguiendo un aromático queso a la albahaca.

RollitoSalmon