Hoy intentaremos compartir con vosotr@s la experiencia que vivimos en Pakta, uno de los restaurantes con los que Albert Adrià ha obsequiado a nuestra ciudad.

pakta-1Su nombre, en lengua indígena, nos desvela lo que se “cuece” en sus fogones (entre comillas ya que predomina lo crudo). Pakta significa juntos, unión… Nikkei, nos descubre las dos culturas que en Pakta se fusionan, una fusión de dos cocinas, una de ellas muy conocida por nosotras, sabes cual? la nipona, y la otra? La decoración con lanas de colores vivos en el techo y paredes nos ayudan a adivinarla, la peruana.

La cocina Nikkei tiene su origen en los emigrantes japoneses que utilizaban los productos autóctonos de la tierra destino para realizar sus creaciones.

Bueno, no vamos a alargarnos más y lleguemos a lo que debéis estar esperando… el menú! Para que ponernos límites, pecar ante lo desconocido… ellos nos ayudan, seleccionan lo mejor y nos ofrecen dos tipos de menú: Fujiyama o Machu Picchu.

Predominan los sabores cítricos, procedentes de especies y frutas, como la lima, el yuzu o el kumquat (¿Recuerdas nuestro naranjo enano? Ese es).

La Leche de tigre, no imagines ni inventes cosas raras, esto es la esencia del ceviche, aquel jugo compuesto de lo que desprende el pescado (para este plato se usa pescado blanco) junto con los demás ingredientes, los típicos son la lima y el cilantro. También destacaba el wasabi fresco utilizado en muchas de sus obras, como ya hemos comentado algunas veces, es difícil de encontrar esta raíz japonesa en nuestro país.

pakta-2

Otro plato que fue catar y volar fue el de Gyozas a su manera, recordáis las nuestras? Su versión nos sorprendió, una creación con corazón de receta local difícil de superar!

La puesta en escena nos encantó, queremos hacer mención al verde utilizado en la base, como en la tempura de setas con espuma de patata que reposaba sobre unas hojas de ciprés! O la gamba envuelta y cocinada al humo de pino o qué decir de alguno de sus postres? Parecían pequeñas joyas reluciendo en la selva amazónica peruana!

pakta-3

La última dedicatoria es para el equipo, desde cocina hasta fuera de sus puertas Pakta está en manos de auténticos profesionales, amables, empáticos y sobretodo personas formadas que saben responder a cualquier curiosidad relacionada con su obra Nikkei.

No queremos desvelaros más secretos, lo desconocido es mágico! Os animamos a descubrir la experiencia en Pakta, no deja indiferente!

pakta-4